Embargo contra el cantón Shehba por el régimen sirio

El régimen sirio ha impuesto de hecho un embargo a la región autónoma de Shehba. La ayuda humanitaria y los médicos no pueden ingresar a la región o tienen que pagar sumas imposibles para poder pasar.

El norte del cantón sirio de Shehba se encuentra en el noroeste de Aleppo, a pocos kilómetros de la región bajo el control del régimen. El área se caracteriza por el desierto y, sin embargo, tiene aproximadamente 90,000 habitantes y más de 140,000 solicitantes de protección, principalmente de Afrin. Como resultado de los ataques de las milicias respaldadas por Turquía, la infraestructura y la agricultura en la región han sido severamente dañadas, causando que el cantón sufra problemas masivos de suministro.

Mientras Turquía y sus milicias en el norte y el oeste atacan la región repetidamente, el régimen sirio también mantiene la frontera cerrada o recolecta grandes sumas por el paso. El camino desde las áreas autónomas del noreste de Siria también atraviesa el territorio bajo control del régimen y, por lo tanto, es prácticamente imposible de pasar.

Imposición de "impuestos"

Hay cinco puntos de control en la frontera entre la región de Shehba de gobierno autónomo y la región controlada por el régimen. En estos puestos de control, las fuerzas del régimen extorsionan "impuestos" a la gente de Shehba y Afrin.

Ahmed Isa, del Comité de Solidaridad de Afrin, dice que el régimen está tratando de quebrantar la voluntad de la gente. Además, los camiones de asistencia procedentes de las ciudades del norte y este de Siria están sujetos a impuestos en los puntos fronterizos.

50 muertos porque las ambulancias no pudieron pasar

Las fuerzas del régimen sirio también impiden que las ambulancias en la región vayan a Alepo. En Shehba no hay atención médica adecuada. Hasta el momento, 50 personas enfermas murieron porque las ambulancias no pudieron pasar.

No reciben combustible en la región

Isa informa que el transporte de combustible a la región también se ve obstaculizado: "El régimen sirio aún no ha proporcionado a la población un solo barril de diésel. El régimen exige tres millones de liras sirias por cada buque cisterna enviado desde el noreste de Siria para la gente de Afrin. Esto es un gran problema para los agricultores, y como las personas no pueden recibir calefacción en invierno, se enferman".

No se permiten médicos en la zona

El régimen sirio no afloja el embargo para los servicios de salud ni siquiera a los médicos de Alepo se les niega el acceso a los centros de salud construidos por la 'Kurdish Red Crescent Heyva Sor a Kurd', en seis lugares diferentes de la región de Shehba. Además, los camiones que transportan medicamentos a la región están obligados a pagar un "impuesto" de siete millones de liras sirias cada uno.