El Partido Marxista Leninista de Alemania expresa su solidaridad con los huelguistas

En representación de la ICOR, Dotten ha afirmado que todos los partidos deberían apoyar la resistencia y las exigencias del pueblo kurdo y unirse para acabar con el aislamiento del líder del pueblo kurdo.

Miembros del Partido Comunista Marxista Leninista (MLP) de Alemania han visitado a los 14 huelguistas de hambre de Estrasburgo.

Los huelguistas llevan 91 días en huelga de hambre exigiendo el fin del aislamiento de Öcalan.

Cemil Gültekin, dirigente de la Asociación de Familias de Mártires y Desaparecidos (KOMAW) ha acompañado a la delegación del MLPD.

Horst Dotten y Yüksel Fındık-Dotten han formado parte de la delegación del MLPD.

La delegación fue recibida por la huelguista Yüksel Koç, que es también la copresidenta del Congreso Democrático de la Sociedad Kurda (KCDK-E).

Koç ha recordado que el gobierno turco está presionando al gobierno alemán al tiempo que implementa una política hostil contra el pueblo kurdo. Koç ha enfatizado que existe una lucha común de los pueblos y que el apoyo de los movimientos internacionalistas y en especial del MLPD es importante para el pueblo kurdo.

La copresidenta del KCDK-E ha reiterado que los activistas tienen la determinación de continuar con la huelga.

Dotten: Todos los partidos deberían apoyar la resistencia

Horst Dotten ha hecho una declaración tras la visita expresando el apoyo de su partido y la solidaridad con la huelga de hambre. En representación de la Coordinadora Internacional de Partidos Revolucionarios (ICOR), Dotten ha afirmado que todos los partidos deberían apoyar la resistencia y las exigencias del pueblo kurdo y unirse para acabar con el aislamiento del líder del pueblo kurdo.

La ICOR es una coordinadora de 46 partidos y movimientos de 10 países y fue fundada en 2010. La ICOR ha abierto un hospital en Kobanê tras su liberación de los mercenarios del ISIS.

Komaw: Europa habla de democracia pero no hace nada en su defensa

Por su parte, Cemil Gültekin ha condenado el silencio de Europa en relación a las huelgas de hambre. Gültekin se ha mostrado especialmente crítico con las instituciones europeas, en particular con el CPT: “Los países europeos están constantemente hablando de democracia y derechos humanos, Durante años, sin embargo, el líder del pueblo kurdo no ha podido reunirse con sus abogados ni familiares. A pesar de ello no ha hecho nada para acabar con esta violación de los derechos más básicos de un preso.”