La salud de Iba, en huelga de hambre, empeora

El activista kurdo Yusuf Iba, que lleva 99 días en huelga de hambre en Toronto pidiendo el fin del aislamiento contra Öcalan, está vomitando sangre y no puede tomar ningún líquido.

Yusuf Iba sufre de problemas musculares y su salud empeora cada día que pasa.

Yusuf Iba, que vive en Toronto, se ha unido a la resistencia de la huelga de hambre liderada por la copresidenta del DTK y diputada del HDP Hakkari Leyla Güven, a pesar de padecer algunas enfermedades crónicas. En los últimos días se enfermó y empezó a vomitar sangre.

Iba no puede caminar debido a los problemas con los músculos que están perdiendo firmeza y por no hacer ninguna actividad física.

Los activistas tienen problemas para ingerir líquidos.