Los presos no pueden hablar de las huelgas de hambre con sus familiares

Las autoridades están restringiendo los derechos a comunicarse con sus familias de los presos.

Distintas fuentes afirman que las presiones contra los presos políticos están creciendo en las prisiones. Los presos en huelga de hambre están siendo sometidos a todo tipo de arbitrariedades y sanciones.

Las llamadas que realizan son colgadas si mencionan las huelgas de hambre. Este tipo de sanción se incrementó tras la llamada a su familia del preso político Idris Duruk en la cual le dijo a su familia que e l 30 de marzo otros preso había sido hospitalizado contra su voluntad y que no se había sabido nada de él durante días.

Los presos políticos en todas las prisiones se han unido a las huelgas de hambre indefinidas el 1 de marzo, pero cientos de ellos ya lo habían hecho meses atrás. Los presos que comenzaron con anterioridad están en una situación crítica.