Protestas contra el aislamiento en Zurich y Lausana

Zúrich y Lausana se unieron a una serie de manifestaciones silenciosas celebradas en toda Europa durante el fin de semana.

 

Activistas kurdos han promovido acciones de protesta contra el silencio de las instituciones europeas ante la resistencia de la huelga de hambre que exige el fin del aislamiento del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan.

La resistencia a la huelga de hambre fue lanzada por la copresidenta del DTK y diputada del HDP Hakkari Leyla Güven, a la que se unieron miles de prisioneros y activistas en Europa, Kurdistán, Turquía y Canadá.

Se organizaron protestas contra el aislamiento en Zurich y Lausana.

Marcha y reunión en Zurich

La Plataforma de Solidaridad con las Huelgas de Hambre promovió una acción en Helvetiaplatz en Zurich. La acción comenzó con un minuto de silencio en memoria de los que perdieron la vida en la lucha por la revolución y la libertad.

El discurso de apertura fue pronunciado por la Plataforma y después la copresidenta del Partido Verde Suizo (Grüne) y diputada Katharina Prelicz-Huber se dirigió a los manifestantes.

Prelicz-Huber dijo que los Verdes son solidarios con todos los que están en huelga de hambre, empezando por la diputada del HDP Hakkari Leyla Güven, y añadió que el Estado turco debería iniciar conversaciones de paz teniendo en cuenta las demandas del lado kurdo.

Prelicz-Huber también llamó la atención sobre las violaciones del fascismo del AKP/MHP contra todos los grupos de oposición, especialmente el pueblo kurdo y las organizaciones de la sociedad civil.

La diputada concluyó su intervención diciendo que las demandas de los huelguistas deben ser aceptadas.

El diputado de los Verdes Marco Denoth también saludó la acción de los huelguistas de hambre diciendo que el aislamiento debe ser levantado, ya que es una demanda legítima del pueblo kurdo.

Lausana

En Lausana se organizó una acción silenciosa frente a la Iglesia Laurent para protestar por el silencio de los países europeos y en solidaridad con la resistencia a la huelga de hambre que exigía el fin del aislamiento contra el líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan.

Una carta enviada por el huelguista de hambre Mehmet Ali Koçak fue leída en la manifestación.