Las madres de los presos exigen que sus reivindicaciones sean aceptadas

En una conferencia de prensa realizada en la sede de Amed de la IHD, las Madres por la Paz han reclamado que las autoridades escuchen a los presos en huelga de hambre.

Las familias de los presos en huelga de hambre contra el aislamiento de Öcalan han celebrado una conferencia de prensa en la sede de la Asociación de Derechos Humanos (IHD) en Amed.

La conferencia ha contado con la asistencia del presidente de la sección de Amed de la IHD y de miembros de la Asamblea de Madres por la Paz.

Zeytun: “Crímenes de estado”

El presidente de la IHD de Amed, Zeytun, ha dicho que han denunciado de forma reiterada “las reglas de excepción aplicadas”.

“Desde el 1 de marzo, miles de presos en Turquía han comenzado una huelga de hambre contra el aislamiento. La copresidenta del Congreso por una Sociedad Democrática (DTK), Leyla Güven lidera las huelgas de hambre. Queremos recordar al Ministerio de Justicia que se trata de una ofensa penal negarle a alguien sus derechos, va en contra de la constitución”.

Naife Yigit, miembro de la Asamblea de Madres por la Paz y madre de un preso político en huelga de hambre ha afirmado que su “mano siempre está tendida para la paz”.

“Sin embargo, cada vez que lo hacemos el estado o el gobierno del AKP se niegan a dar ni un paso. Erdogan está haciendo política con la sangre de nuestros hijos. Hacemos un llamamiento al Ministro de Justicia a derogar el aislamiento, escuchad los gritos de muerte. Somos las madres, no podemos aguantar más vuestra apatía”.

Madres por la Paz: “El gobierno debe escuchar a los presos y aceptar sus exigencias”

Yiğit ha señalado que todo el mundo será responsable de la muerte en las prisiones y ha condenado a las autoridades por el secuestro del cuerpo del preso fallecido, Zülküf Gezen, que acabó con su vida en protesta por el aislamiento.

Yiğit también afirmó que no querían un segundo muerto en las prisiones: “Nos dirigimos al presidente Erdogan: hoy, él gobierna un país, pero solo a través de las vidas de nuestros hijos. Durante años las madres hemos pedido la paz ya que nuestro único deseo es vivir en paz. Pero cada vez que lo hacemos, nos rechazan. Queremos que las madres dejen de llorar. Porque las madre ya no tenemos más lágrimas”.

Yiğit  ha concluido su intervención afirmando que no dejarán de mostrar su solidaridad con sus hijos: “Continuaremos mostrando nuestro apoyo a nuestros hijos. Hacemos un llamamiento a todo el mundo a que sean la voz de los presos y exigimos al gobierno que asuma se reivindicación”.