Madres: Hoy somos nosotros, mañana podrías ser tú, ¡alza la voz!

Las madres de los presos en huelga de hambre promovieron una sentada en Amed y en Lice.

La sentada en Amed se ha celebrado durante 13 días a pesar del acoso de la policía y ha sido organizada para llamar la atención sobre la resistencia a la huelga de hambre que exige el fin del aislamiento contra el representante del pueblo kurdo Abdullah Öcalan.

El lunes, una vez más las madres que deseaban reunirse en Koşuyolu, en Amed, fueron acosadas por la policía. Los diputados del HDP Amed Saliha Aydeniz, Remziye Tosun y Semra Guzel se unieron a la acción.

La policía bloqueó a las madres con vehículos blindados. Las madres reaccionaron a la policía y caminaron hacia el edificio de la asociación de familias de presos, TUAY-DER, y leyeron un comunicado de prensa.

Hoy somos nosotros, mañana podrías ser tú.

Sezen Kayhan, hermana mayor de Şafii Kayhan, que está en ayuno estricto (sin ingerir vitaminas o azúcares) desde el 10 de mayo en la prisión de Patnos, dijo: "nuestros corazones arden. No podemos quedarnos en casa. Estaremos en las calles durante el mes de Ramadán. El cuerpo de mi hermano se consume. Hoy se impone el aislamiento a todo el pueblo kurdo. Mañana podría imponerse a todos los demás. Hemos estado en las calles durante muchos días. ¿Nos está escuchando alguien? Si no hablas por nosotros hoy, nadie hablará por ti mañana. Si no te preocupas por nosotros hoy, nadie se preocupará por ti mañana. Estamos insistiendo en que nadie debe morir. Para ello estamos en la calle todos los días. Queremos una solución, terminar con el aislamiento".

Lice

En Lice, las madres de los presos se reunieron el 15 de julio en el Parque de la Democracia durante el octavo día de su sentada. Las madres con pañuelos blancos cantaron consignas sobre Leyla Güven y en solidaridad con los huelguistas de hambre.

Necla Güzel, madre de Hasan Umut Güzel, que está en huelga de hambre desde el 1 de marzo en la prisión cerrada tipo Karabuk T, dijo: "Todos deben unirse a nuestra lucha. Lice debe ser el comienzo de la resistencia. Lice deberían liderar esta resistencia."

Necla Güzel añadió: "La gente debe poner la mano sobre su conciencia. Nadie puede sentarse cómodo. No abandonaremos la lucha por nuestros hijos e hijas. Queremos la paz".

Polat, madre de Mehmet Şirin Polat, que también está en huelga de hambre en la carcel de desde el 1 de marzo, subrayó que la huelga de hambre y la resistencia a la muerte están en una fase crítica. Hablando de las condiciones de los presos en huelga de hambre, dijo: "Ya no nos reconocen. Son tan débiles, están en muy malas condiciones, pero estoy orgulloso de su lucha. Nuestros hijos e hijas están defendiendo la vida con su lucha legítima. Sólo pedimos la paz. Leyla Güven es madre y no quiere morir. Somos el pueblo que defiende la vida, no tenemos otra exigencia que la libertad. Exigimos el fin del aislamiento".