La periodista alemana Marlene Förster está retenida por los servicios secretos iraquíes

La periodista alemana Marlene Förster está retenida en una celda de aislamiento por los servicios secretos iraquíes y se ha declarado en huelga de hambre. Sigue sin haber contacto con su colega esloveno Matej Kavčič.

Ocho días después de su detención por los militares iraquíes el 20 de abril, la periodista alemana Marlene Förster pudo hablar por primera vez el jueves con un miembro del personal de la embajada alemana en Bagdad. Así lo anunció la oficina berlinesa de Civaka Azad. Según el empleado de la embajada, Marlene Förster está detenida en una celda solitaria en la sede del servicio de inteligencia iraquí y estaba en huelga de hambre hasta el contacto con su representación en el extranjero.

La periodista, de 29 años, y su colega esloveno Matej Kavčič han estado realizando una investigación en la zona yazidí de Şengal, en el norte de Irak, durante los últimos meses. El contenido y objetivo de la investigación era el desarrollo social en Şengal tras el genocidio de los yazidíes en 2014, perpetrado por el llamado Estado Islámico (ISIS). En 2014, la masacre y la esclavitud de las mujeres yazidíes fueron denunciadas en todo el mundo, pero hoy en día la información sobre la realidad de la vida de los habitantes de Şengal rara vez llega a los medios de comunicación. Periodistas como Marlene Förster y Matej Kavčič realizaron una investigación in situ para informar al público mundial sobre cómo la sociedad afronta el trauma del genocidio.

Los dos periodistas extranjeros fueron detenidos en un puesto de control del ejército iraquí en Şengal el miércoles de la semana pasada. Tras su detención, se perdió su rastro hasta ayer. Tras visitar a Marlene Förster en la cárcel, la embajada alemana le comunicó la acusación que pesaba sobre ella: "apoyo al terrorismo". Al parecer, el gobierno iraquí interpreta la investigación sobre la sociedad yezidí como apoyo al terrorismo.

Tras la detención de Marlene Förster y Matej Kavčič, un círculo de simpatizantes, junto con la familia, escribió el lunes una carta abierta a la ministra federal de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock. Hasta la fecha, no se ha recibido ninguna declaración de Baerbock. "Como madre, me pregunto qué tiene que decir la señora Baerbock, que está comprometida con los yazidíes, sobre el hecho de que una joven comprometida con el fin del sufrimiento de la sociedad yazidí esté ahora en la cárcel acusada de apoyar el terrorismo en Irak", dijo la madre Lydia Förster.

Sigue sin haber contacto con el periodista esloveno Matej Kavčič, que también fue detenido.

Se ha lanzado una campaña a través de las redes sociales bajo los hashtags #FreeMarleneAndMatej y #FreedomForMarleneandMatej. La carta abierta a la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, publicada el lunes, todavía puede ser apoyada con una firma a [email protected]