Madre del huelguista de hambre Tufan: "hagamos que nuestros hijos vivan"

Su hijo está en huelga de hambre y ella quiere hacer un llamamiento a la población: "hagamos que nuestros hijos en huelga de hambre vivan"

La resistencia a la huelga de hambre liderada por la copresidenta del DTK y diputada del HDP por Hakkari Leyla Güven exigiendo el fin del aislamiento del representante del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, se extendió a todas las prisiones de Turquía y Kurdistán el 1 de marzo.

Aziz Tufan está preso en Diyarbakır, en la prisión tipo D, y su madre habló con ANF sobre la condición en la que se encuentra.

Aysel Tufan se enteró por Media News de que su hijo había iniciado una huelga de hambre: "Mi hijo -dijo- lleva 49 días en huelga de hambre exigiendo el fin del aislamiento. El martes fui a la prisión para una visita, pero su estado no era bueno. Tenía problemas de visión, sus amigos que llevan en ayunas de 100 a 120 días están sangrando por la nariz. Nuestros hijos no están bien. Sufrimos en casa. Basta, las reivindicaciones de los presos deben aceptarse urgentemente y el aislamiento debe cesar".

Apoyamos a nuestros hijos

Las madres de los huelguistas quisieron dar una rueda de prensa en Koşuyolu Park para dar información sobre la resistencia, pero la policía les atacó. "La policía atacó a las madres en Koşuyolu Park mientras estaban allí reunidas. No acataremos las políticas de arrodillamiento y opresión".

Aysel Tufan añadió: "Somos madres, nuestros corazones arden, pero nuestras cabezas se mantienen erguidas. Hemos criado niños honorables. Así que su resistencia es nuestro honor. Hacemos un llamamiento a todo el pueblo kurdo para que haga lo que pueda. Seamos la voz de nuestros hijos. Hemos enfrentado muchos días duros y difíciles, no queremos vivir días peores".

Reaccionando al silencio del gobierno sobre la resistencia a la huelga de hambre, Aysel Tufan dijo: "El aislamiento es un crimen contra la humanidad. Rêber Apo necesita que se le permita visitar a su familia y a sus abogados. Rêber Apo es el líder del pueblo kurdo. Todos deben convertirse en la voz de los prisioneros. Leyla Güven es la sonrisa de Kurdistán y la sonrisa de Kurdistán no debe desaparecer. Hagamos que nuestros hijos en huelga de hambre vivan".