Enviada a aislamiento una presa que lleva 118 días en huelga de hambre

La represión del régimen turco contra los presos políticos kurdos no parece tener fin.

Como parte de la protesta de la huelga de hambre que demanda el fin del régimen de aislamiento impuesto al representante del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, Rahşan Aydın, presa política, lleva 118 días de ayuno en la prisión cerrada de mujeres nº1 de Şakran.

Aydın fue detenida en Amed (Diyarbakır) hace dos años y sentenciada a una vida de aislamiento agravado acusada de pertenecer a una organización ilegal.

Aydın está ayunando desde el 26 de diciembre de 2018 y se encuentra en estado crítico. La presa política ha sido ahora puesta en confinamiento solitario denegándosele cualquier compañía que pueda cuidar de ella en tanto que siga adelante con la huelga de hambre.