La Comisión de Prisiones de ÖHD anuncia un informe sobre las huelgas de hambre

El abogado y copresidente de ÖHD, Raziye Turgut, señala que los presos que llevan en huelga de hambre desde el 16 de diciembre han sobrepasado la fase crítica crítica.

Miembros de la Comisión de Prisiones de Juristas para la Libertad (ÖHD) en Estambul han anunciado un informe sobre la situación de los presos en huelga de hambre en la región de Marmara en el edificio de la Asociación de Derechos Humanos (İHD).

Las huelgas de hambre se han convertido en un ayuno mortal y los presos ya han sobrepasado la fase crítica, han declarado los juristas pidiendo al gobierno que cumpla con la ley.

Los miembros de la Comisión de Prisiones de ÖHD en Estambul han compilado un informe sobre la resistencia de la huelga de hambre encabezada por la copresidenta del DTK y diputada del HDP por Hakkari, Leyla Güven.

El informe se ha presentado en una rueda de prensa celebrada en el edificio de la İHD en Estambul.

El abogado y copresidente de ÖHD, Raziye Turgut, ha señalado que los presos que llevan en huelga de hambre desde el 16 de diciembre ya han sobrepasado la fase crítica.

El abogado Vedat Ece, miembro de la Comisión de Prisiones de ÖHD en Estambul, ha leído el informe, que consiste en observaciones y respuestas de los presos políticos durante las visitas que efectuaron entre febrero y marzo de 2019.

El informe, que consta de 7 páginas y está compuesto por entrevistas con presos en huelga de hambre en Bakırköy, Maltepe, Ümraniye, Silivri, Bandırma, Düzce, Kandıra, Bolu, Tekirdağ y Edirne, incluye notas sobre la salud de los mismos.

El agotamiento excesivo, la pérdida de peso, el dolor de estómago y en el pecho, el estreñimiento, la diarrea, el dolor de articulaciones y huesos, la visión borrosa, los vómitos, las palpitaciones, la somnolencia en manos y pies, los trastornos del sueño o la sensibilidad a la luz y el sonido son algunos de los síntomas más comunes.

El informe también subraya que los presos en huelga de hambre que fueron objeto de acoso verbal por parte de algunos de los guardias de las prisiones no fueron remitidos al hospital; no se cumplieron sus necesidades y estuvieron sujetos a amenazas constantes por parte de la administración de prisión.

Además, destaca que la alimentación y el tratamiento forzosos van en contra de las normas de ética médica y las convenciones internacionales, y agrega que los presos han sido sometidos a castigos, como la prohibición de realizar y recibir llamadas telefónicas o el aislamiento. El informe señala que los presos que no aceptaron estas prácticas arbitrarias fueron sometidos a torturas.

En las conclusiones, el informe denuncia que se violó el principio de confidencialidad de la comunicación entre abogado y cliente, y que en estas entrevistas se impuso el sistema de grabación de audio y video.

Satisfacer la demanda de los activistas en huelga de hambre, señala el informe, garantiza su derecho a la vida: “Hacemos un llamamiento al gobierno para que tome medidas en cumplimiento con las demandas legales y legítimas de los presos, evitando así cualquier muerte”.

El abogado Sinan Zincir, miembro de la Comisión de Prisiones de ÖHD, ha invitado al Ministerio de Justicia a implementar sus propias leyes. Zinc ha agregado: “Los presos en huelga de hambre tienen una sola demanda, que también es otorgada por el Código Penal. El señor Öcalan tiene derecho a reunirse con su familia y sus abogados ”.

Indicando que las huelgas de hambre se han convertido en una muerte rápida, Zincir ha advertido que las cosas podrían empeorar. Ha pedido al Ministerio de Justicia que cumpla con sus propias leyes, especialmente con respecto a la administración de Imrali: “Lo que están haciendo es tortura, y la tortura es un crimen contra la humanidad”.