Represión contra los presos y presas en huelga de hambre

Presos y presas políticas en huelga de hambre en la prisión turca de Ereğli son amenazados por los guardias, diciendo: "Les aplicaremos el sistema Imrali, impediremos su liberación, permanecerán aquí hasta que mueran".

El 27 de noviembre, los presos y presas políticos del PKK y del PAJK iniciaron una huelga de hambre por la libertad de Abdullah Öcalan y una solución política a la cuestión kurda. Actualmente la huelga de hambre se organiza en grupos cada diez días. Ya hay informes de represalias contra los presos que se unieron a la acción. La dirección de la prisión de alta seguridad de Ereğli en Konya amenazó masivamente a los presos en huelga de hambre.

Vacip Çoban, hermano de Ismail Çoban, uno de los presos que participan en la huelga de hambre en la prisión de Ereğli, habló sobre las acciones de la administración penitenciaria. Çoban declaró que su hermano le había pedido durante su última reunión que informara al público que la administración penitenciaria había amenazado a los prisioneros en huelga de hambre con las palabras: "Les aplicaremos el sistema Imrali, impediremos su liberación". La dirección de la prisión también ejerció presión psicológica sobre los presos diciéndoles: "Se quedarán en este lugar hasta la muerte". El hecho de que no se trata de amenazas vacías lo demuestra la actitud de las comisiones penitenciarias de negarse liberar a los presos políticos incluso después de haber cumplido sus condenas por su participación en protestas o por falta de remordimiento.

Ergin Altuntaş, co-presidente de la Asociación de Apoyo y Solidaridad con las Familias de Prisioneros y Detenidos en Çukurova (Çukurova TUAY-DER), confirmó las violaciones de derechos que han salido a la luz en esta prisión. Altuntaş dijo que siempre hubo una represión especial contra los presos políticos en los centros de detención, pero las violaciones aumentaron después del inicio de la huelga de hambre. "Alinearon a los prisioneros y amenazaron abiertamente: 'A partir de ahora, aquí se aplicará el sistema de aislamiento de Imralı'. Informaron a las familias de los prisioneros en huelga de hambre que no liberarían a ninguno de ellos, incluso después de cumplir sus condenas. También hay información de que los prisioneros están siendo colocados en celdas acolchadas", dijo Ergin Altuntaş.