La familia de Mam Zeki Shengali ha visitado a los huelguistas de Estrasburgo

La familia del mártir Shengali, que murió en un bombardeo turco, ha dado su apoyo a la huelga de hambre de Estrasburgo.

La visita ha tenido lugar en el día 149 de la huelga de hambre en Estrasburgo que realizan los 14 activistas exigiendo el fin del aislamiento de Öcalan.

El 15 de agosto, Mam Zeki Shengali perdió su vida en un bombardeo turco sobre Sinjar, el mismo día del aniversario del genocidio perpetrado por el ISIS.

El hermano de Mam Zeki, Sileman Ferman, su esposa Gule Shengali, y su hijo Iskender Shengali, así como otros familiares como Ali y Osman Siyad han estado en Estrasburgo con los huelguistas.

Mientras la familia shengali enfatizaba que el pueblo kurdo será victorioso en su gran resistencia, han realizado un llamamiento a los estados europeos para que no sean indiferentes a la demanda de los kurdos por sus derechos humanos.

Sileman Ferman ha dicho que “los estados europeos mantienen los ojos cerrados así como sus oídos ante los más de 7,000 presos y activistas alrededor del mundo en huelga de hambre”.

Recordando que la resistencia ha estado en marcha durante los últimos 6 meses, el hermano de Shengali se ha preguntado a que esperan los estados europeos: “Vergüenza de los estados europeos y sus gobiernos que permanecen en silencio. ¿Están esperando a que sus cuerpos salgan de las prisiones turcas?”

Gulé Shengali: Pedimos a Europa que dé apoyo a nuestra exigencia legítima

“Estamos aquí hoy para apoyar a nuestros amigos que han estado en huelga de hambre durante meses. Estamos aquí como la familia del Mártir Zeki Shengali y porque hemos escuchado  la voz de nuestra conciencia. Pensamos que los estados europeos tienen derechos humanos. Aquí hay 14 amigos en huelga de hambre… ¿dónde está la ley europea?”

La esposa de shengali ha manifestado que los kurdos “han sobrevivido con su propia fuerza y fe”.

“Nosotros, los kurdos, nunca hemos hecho daño a los estados europeos. Pero solo queremos una cosa de ellos es que digan a Turquía que quieren que los derechos humanos se respeten. Huimos del estado turco, y ahora aquí somos tratados de la misma manera. Aún así no pedimos gran cosa”.

Por su parte Iskender Shengali ha dicho que ellos están ahí “para apoyar a los amigos en su resistencia que lidera Leyla Güven y Nasir Yagiz. Ante todo, esta resistencia iniciada por el pueblo kurdo no es contra nadie. No es algo opuesto a Turquía. Los kurdos defendemos la ley, estamos de hecho pidiendo que Turquía respete su propia ley”.

Iskender Shengali ha añadido que Öcalan no debería estar en aislamiento: “Öcalan no es solo un líder de un partido, es el líder del pueblo y la cuestión kurda será resuelta con él. Si hay negociaciones con Öcalan, será capaz de resolver la cuestión kurda. Como se ha dicho muchas veces: La clave de la solución es Öcalan”.

Subrayando que él no ve a los “estados europeos como enemigos del pueblo kurdo”, Shengali ha dicho que “están llevando a cabo sus propios intereses y políticas. Claro, no somos sus enemigos. Pero si la civilización europea es tan avanzada, si hay derechos humanos y estado de derecho, claro que les pedimos apoyo. La solidaridad de estados como Alemania, Inglaterra o Francia está siendo requerida. Miles de nuestros amigos están en huelga de hambre en las prisiones y docenas en el extranjero”.