Un eurodiputado francés visita a un huelguista kurdo en París

Patrick Le Hyaric, miembro del Parlamento Europeo y director del diario francés Humanitè, visita a Özkan Özdemir, que lleva 47 días en huelga de hambre en París.

Hyaric visitó a Özdemir y a los otros tres huelguistas de la Asociación Turca de Trabajadores Migrantes (ACTIT) y escuchó la información más reciente sobre la huelga de hambre y la resistencia del ayuno estricto en Turquía, Kurdistán y Europa.

Durante la visita, Hyaric dijo que estaba molesto porque la opinión pública y la prensa francesa no difundían la protesta a los huelguistas.

Supe por accidente de la huelga de hambre.

Hyaric dijo que se enteró accidentalmente de la huelga de hambre tras el manifiesto del 1 de mayo y que había hablado con el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves le Drian, tras un comunicado de prensa en el Parlamento Europeo sobre las huelgas de hambre, y añadió que ni Drian ni su director sabían nada sobre la resistencia.

"Si no se escribe sobre estas acciones en los medios de comunicación, desafortunadamente nadie lo sabrá. Es una coincidencia que me enterase; un amigo me lo contó cuando estuve en la manifestación del 1 de mayo", dijo.

Özdemir, miembro de AvEG-Kon (Confederación Europea de Migrantes Oprimidos) agradeció al diputado Hyaric y subrayó los logros alcanzados gracias a la resistencia de la huelga de hambre.

"La gente -dijo el activista- no acepta la dictadura y se ha transmitido ese mensaje. Esto es una victoria ideológica. Hasta la fecha, se han tomado medidas para romper la resistencia, pero a pesar de todos los ataques del Estado, la lucha se ha extendido a las familias".

¿Qué se puede hacer?

Respondiendo a la pregunta "¿Qué podemos hacer?" Özdemir contestó: "queremos que tomes parte. Turquía es un país signatario de muchos acuerdos y convenciones de países europeos. Después de todo, Turquía está acostumbrada a violar sus propias leyes; es un país gobernado por el fascismo y el reaccionismo. Pero en Europa cabría esperar una respuesta diferente ante la violación de tantas leyes por parte de Turquía. Estamos tratando de convencer a Europa de que aplique sanciones a Turquía y hay muchas conversaciones diplomáticas en curso".

El papel de los medios de comunicación

Özdemir, que criticó el silencio de los medios de comunicación y los políticos europeos, añadió: "Vamos a romper esto. Aquí hay algo muy interesante: la resistencia en Estrasburgo lleva más de 160 días, pero los políticos europeos no hablan de ello, ni tampoco los medios de comunicación. Estamos tratando de romper este silencio".

Hyaric dijo que llevaría la petición de los huelguistas de hambre a la prensa francesa y a los sindicatos y trabajadores.

El diputado añadió que había suficientes documentos sobre la resistencia de la huelga de hambre para preparar un expediente que podría ser enviado a todos los concejos municipales con la esperanza de que respondieran a la demanda de libertad y derechos e instaran al gobierno a actuar.