El estado de salud de la periodista encarcelada en huelga de hambre es crítico

La salud de las presas políticas en huelga de hambre Kibriye Evren, Hilal Ölmez y Evin Kaya se deteriora con rapidez. La periodista Evren sufre vómitos con sangre.

La copresidenta del Congreso de la Sociedad Democrática (DTK) y diputada del Partido Democrático de los Pueblos, Leyla Güven, lleva 153 días en huelga de hambre demandando el fin del régimen de aislamiento impuesto al representante del pueblo kurdo Abdullah Öcalan en la isla-prisión turca de Imrali.

Además, numerosos activistas alrededor del mundo y casi 7.000 presos del PKK y el PAJK detenidos en Turquía se han unido a la protesta de la política kurda de 55 años, Leyla Güven. En Amed (Diyarbakir), Hewlêr (Erbil), Suleimaniya, Makhmur y numerosas ciudades Europeas, se han iniciado huelgas de hambre bajo el lema ‘Las demandas de Leyla Güven son nuestras demandas’.

Las activistas Elif Kaya y Hilal Sönmez, junto a la periodista Kibriye Evren, presas todas ellas en la cárcel de Amed, se unieron a la huelga de hambre el 16 de diciembre de 2018. Estas activistas llevan 115 días en huelga de hambre y su salud se está deteriorando drásticamente tras casi 4 meses sin ingerir alimentos.

Evren, quien fue deternida en Amed el 9 de octubre de 29018 como parte de las operaciones de genocidio político del régimen turco contra la gente kurda, sufre de pérdida de peso aguda, mareos, dolor de cabeza y en las articulaciones, trastornos del sueño y vómitos . En estos últimos días ha empezado a presentar complicaciones para ingerir líquidos y moverse.

La situación de Hilal Ölmez no es muy distinta. Además, la activista ha recibido una sanción disciplinaria que la ha llevado a una celda de aislamiento por el tiempo de un mes por participar en la huelga de hambre. Además de todo lo reseñado, Ölmez sufre de problemas gastrointestinales severos y depende de la ayuda de sus compañeras a causa de su situación, una ayuda que le es negada en régimen de aislamiento.