Mensaje de Zozan Çiçek, en ayuno estricto en la cárcel de Bakırköy

Zozan Çiçek es una de los 15 presos en ayuno estricto desde el 30 de abril, exigiendo el fin del aislamiento contra Öcalan.

Çiçek afirmó que deben esta resistencia a los mártires de la libertad.

El 6 de mayo, los abogados de la Oficina Jurídica de Asrin celebraron una rueda de prensa para confirmar que se les había concedido una visita con el representante del pueblo kurdo Abdullah Öcalan el 2 de mayo. La visita se produjo después de ocho años desde la anterior y duró una hora.

A la resistencia a la huelga de hambre liderada por la copresidenta del DTK y diputada del HDP por Hakkari Leyla Güven, que exigía el fin del aislamiento, se unieron siete mil presos políticos.

Desde el 30 de abril, 15 presos del PKK y del PAJK han convertido su huelga de hambre en un ayuno estricto (sin consumir vitaminas ni azúcares) que conduce rapidamente a la muerte. Una de estos 15 prisioneros es Zozan Çiçek. Es una reclusa de la prisión cerrada de mujeres de Bakırköy y envió un mensaje a ANF a través de su abogado, Ayşe Acinikli.

Nuestra demanda es razonable

El mensaje enviado por Çiçek es el siguiente:

"Las huelgas de hambre comenzaron bajo la consigna 'Rompamos el aislamiento, destruyamos el fascismo y liberemos el Kurdistán'. Más de 20 años de aislamiento en la isla de Imrali es un crimen contra la humanidad y no posee ninguna dimensión legal. Al contrario, Turquía está cometiendo un crimen al violar su propia ley. Aunque el gobierno fascista del AKP no ha dado ningún paso, sigue haciéndose el sordo. Estamos comprometidos a continuar nuestra acción hasta romper el aislamiento. Para esto nos declaramos en ayuno mortal. Saben muy bien que por mucho que quieran ignorar nuestra resistencia, la paz, la democracia y una solución sólo son posibles en esta tierra con el Presidente Apo.

No detendremos esta acción hasta que veamos satisfecha nuestra reivindicación legítima. Así como en la prisión de Diyarbakir en el 82, Kemal, Hayri, Akif, Ali se hicieron cargo de la bandera de la resistencia, hoy nosotros, como sus sucesores, liberaremos a nuestro representante con esta acción. Independientemente del coste, tenemos la responsabilidad de aumentar la resistencia una y otra vez y alcanzar la libertad. Para lograrlo, pedimos a nuestro pueblo que se una a ella.

Hoy, una vez más, las madres están organizando acciones. La acción de estas madres debe ser reivindicada todavía más, todo el mundo debe asegurarse de que las calles se conviertan en zonas serhildan [sublevadas]. Todo aquel que se llame a sí mismo demócrata, socialista, debe actuar.

Lo más importante es que todos los que tienen conciencia escuchen la voz de las prisiones. La juventud kurda debería saber más sobre la historia, debería demostrar más. No podemos obtener resultados hasta que lleguemos a un serhildan completo. La inacción trae la muerte. Como dice Kemal, el fascismo le teme más al sonido y a la luz.

Hoy debemos derrotar al fascismo con nuestra voz, con nuestras acciones. Debemos ser decididos y creer. Esa es nuestra promesa a nuestros mártires de la libertad. Y entonces vendrá la victoria".

Los 15 prisioneros en ayuno estricto son:

Nesrin Akgül, Şükran Aydın, Zozan Çiçek en la prisión cerrada de mujeres´de Bakırköy

Ardıl Çeşme, Aslı Doğan en la Prisión Cerrada de Mujeres de Gebze,

Ahmet Anığı, Özhan Ceyhan, Vedat Özağar, İhsan Bulut, Erol Çelik en la prisión de alta seguridad de Van.

Engin Akhan, Enver Durmaz, Ahmet Topkaya, A. Haluk Kaplan, Ferhat Turgay en la prisión tipo D de Diyarbakır.